ENBEstudiasoNavegasAnimado

escuela alisios

Yachy Point 01

Tripulacion 250122

faroescuelamaritima 130422

Después de la gran polémica levantada con la intención del Ministerio de Fomento de proceder a reformar las titulaciones náuticas españolas, y tras varios borradores unos de carácter muy novedoso y rompedor y otros mucho más conservadores y parecidos a los actuales, fuentes de la dirección general de la Marina Mercante han hecho pública la decisión de simplificar al máximo las titulaciones náuticas españolas en aras de lograr una mayor competitividad del sector "no tan sólo a nivel europeo sino mundial".

Según se desprende de las últimas informaciones que trascendieron ayer por la tarde después de una convulsa reunión en el Ministerio en la que la propia Ministra y el director general a base de puñetazos sobre la mesa tuvieron que imponer sus criterios, parece ser que las titulaciones náuticas deportivas en España se reunificarán en un único título que habilitará para el manejo de cualquier tipo de embarcación y para la navegación en todos los mares.

Según se desprende del borrador final de Orden Ministerial sobre el que se ha informado que la ministra va a firmar el próximo lunes para su posterior publicación en el BOE y entrada en vigor el próximo día 1 de enero. Este único título náutico cuyos titulares serán conocidos simplemente como "patrones de recreo" se basará principalmente en un examen práctico en el que cada alumno individualmente, embarcará en el tipo de embarcación que pretenda realizar sus navegaciones habituales junto con un examinador que poseerá una acreditación de alguna de las entidades privadas que van a ser autorizadas para la expedición de estos títulos.

El examen consistirá en una o varias singladuras a juicio del examinador, en la que este le dará al aspirante un punto de origen y uno de destino, al cual deberá dirigirse con el examinador a bordo utilizando cartas náuticas electrónicas y demás instrumentos de navegación con los que pueda ir equipada la embarcación.

Durante la travesía, el examinador realizará preguntas al examinando al efecto de cerciorarse sobre los conocimientos teóricos de este y sobre su capacidad para estar al frente de una embarcación de recreo, asimismo se le preguntará por la tipología de las navegaciones que realizará habitualmente, para conocer si será capaz de realizarlas y sobre si va a navegar de forma profesional.

De hecho otras de las novedades significativas de este revolucionario título náutico es que habilitará de manera automática para el gobierno de manera comercial y remunerada de embarcaciones que no excedan de 24 metros de eslora y no transporten más de doce pasajeros.

De igual manera, después de la citada reunión en el Ministerio de Fomento ha trascendido que el equipo directivo del Ministerio quiere ahondar en aumentar la competitividad del sector náutico español y para ello ha preparado toda una batería de medias tendentes a la desburocratización de la náutica. Todavía se desconoce exactamente los términos en que estarán redactadas estas medidas de aumento de la competetitividad que parece ser que se introducirán en el texto articulado de la Ley de Navegación Marítima que se está tramitando en el Parlamento.

No obstante si que parece claro que una de estas medias pasa por la definitiva supresión del impuesto de matriculación para cualquier tipo de embarcación. También se hará incidencia en la supresión de trámites para la compra de una embarcación de recreo, las cuales ya no será obligatorio registrar y matricular para su abanderamiento.

También está prevista una facilitación del abanderamiento de los buques mercantes, los cuales para navegar bajo pabellón español bastará que presenten un certificado de que son capaces de navegar y cumplen con los requisitos de la normativa internacional.

 

Fuente de la información: Agencia Los Santos Inocentes.  28/12/2013