Capitan Splash 460

Hemos tenido el placer y honor de entrevistar a Capitán Splash, magnífico navegante a vela en la Ría de Vigo (Pontevedra).

J : Hola, "Capitán Splash", ¿podrías hacernos una pequeña introducción para nuestros lectores?

C.S. : Mi nombre es Orlando (“Splash”, como mi barco) Nacido en Ribadavia (Orense) en 1942 y residente en Salamanca, desde 1966.

J : ¿Cómo empezó tu afición a la náutica?

 C.S. : La afición siempre la tuve, aunque no la pude poner en práctica hasta bien entrado en años, por falta de oportunidad. De jovencito, y con un amigo, construimos una piragua con la que hicimos “grandes singladuras” por los ríos Avia y Miño. Incluso le adapté una vela (una sábana vieja que mi madre transformó en flamante vela) aunque con poco éxito.

Más adelante, de forma esporádica y cuando confluían circunstancias favorables de tiempo y lugar, navegaba con mi hermano, residente en Vigo. La oportunidad definitiva vino de mano de mi jubilación; decidido a satisfacer mi ilusión más profunda, comencé por apuntarme a cursos de vela elemental (con niños de 8 años) para “empezar desde abajo”. El apoyo y enseñanzas de mi hermano, muy buen navegante, hicieron lo demás.

J : ¿ Cual es tu titulación náutica ?

C.S. : Hice la “carrera” completa, empezando por el PNB hasta llegar a Capitán de Yate, objetivo conseguido gracias al estímulo y el entusiasmo contagioso de Javichi, nuestro webmaster, todo hay que decirlo.

J : ¿ Dónde las estudiaste ?

C.S. : El PNB en la academia Velamorrazo de Cangas de Morrazo de mi buen amigo Pepe, que me dio base suficiente para acometer los siguientes títulos por mi cuenta.

J : ¿ Recuerdas cómo fueron tus primeras travesías como patrón ?

C.S. : Mi puerto base está en Cangas de Morrazo en la ría de Vigo, por la que navego habitualmente. Mi primera salida SOLO fue muy emocionante. Tenía un Arcoa-Sheriff de 6 m de eslora, magnífico barco para aprender. Repasé las maniobras una y mil veces, soy muy concienzudo, antes de decidirme a soltar amarras. La experiencia fue muy satisfactoria pues conseguí regresar a puerto ¡toda una proeza! A partir de aquí, horas y horas, días y más días de práctica en las distintas condiciones de mar y viento, y casi siempre solo, me fueron dando la experiencia necesaria para navegar con tranquilidad, no arriesgando nada más allá de lo necesario.

J : ¿Qué es lo que te atrae del mar y la navegación?

C.S. : Sosiego, tranquilidad, el placer del barco deslizándose, el ruidito del agua en el casco, el ajustar las velas para sacarle más rendimiento, tener la sensación de estar en otro mundo al que no llegan los líos y problemas de tierra...

J : ¿ Qué libros técnicos sueles leer, el favorito ?

C.S. : Mi objetivo, y entretenimiento a bordo, es tratar de obtener el mayor rendimiento al barco. “Puesta a punto de velas y aparejo” de Ivar Dedekam y “Teoría y práctica de las velas” de Joachim Schult, son mis libros de cabecera.

J : Y de literatura náutica, el favorito ?

C.S. : Los relatos de viajes son mis preferidos. Particularmente me impresionó la biografía del capitán James Cook.

J : ¿ Motor o vela?

Vela. La encuentro más relajante y, a la vez, emocionante. La expectación de no saber qué viento te vas a encontrar al doblar tal cabo, o la esperanza de que no hoy no haya la encalmada habitual en tal ensenada colma la emoción inicial. Después, lidiar con el viento y las olas, cuando son fuertes, tiene su punto de emoción.

J : ¿ Eres armador o alquilas ?

C.S. : Armador. Después del Sheriff vino un Jeanneau-Aquila de 28 pies... y 31 añitos por esos mares de Dios.

J : ¿Cuál es el barco de tus sueños ?

C.S. : El que tengo. Para mi es fundamental que lo pueda gobernar yo solo pues es así como navego casi todo el año, y éste lo manejo con desenvoltura. Mi hija, que reside en Madrid, me acompaña cuando viene por Cangas, y en verano amigos que están de vacaciones; salvo estas tripulaciones eventuales navego en solitario.

J : ¿ Dónde sueles navegar ?

C.S. : Habitualmente en la ría de Vigo. Aparte de su belleza natural tiene cantidad de sitios que te puedes poner como meta para amenizar la navegación. Desde la isla de San Simón hasta las islas Cíes y Baiona hay suficiente mar, playas y ensenadas, para disfrutar de horas y horas de navegación.

J : ¿Alguna ruta que nos puedas recomendar? (incluyendo puertos, restaurantes, vistas)

C.S. : Lo dicho, la ría de Vigo colma todas las expectativas para navegación de un día. Las rías de Pontevedra, con lugares tan sugestivos como Sanxenxo, Combarro, Aguete y la de Arosa, con Riveira, Puebla de Caramiñal, Villagarcía, las islas Cíes y Ons, etc. dan para muchos días.

J : Algo tuyo imprescindible para llevarte a una travesía

C.S. : Nada en especial, soy un tanto espartano y no necesito llevarme nada de tierra, todo lo que necesito lo tengo a bordo. Además, “contaminaría” ese otro mundo.

J : Algo tuyo imprescindible para estar varado mucho tiempo una isla desierta.

C.S. : Las gafas de cerca, sin ellas estoy perdido.

J : Alguna anécdota que recuerdes más? (curiosa, un susto, graciosa)

C.S. : Bueno, una muy reciente, de hace unos días. Un amigo se quedó colgado de la regala al tratar de retener la proa del barco junto al pantalán, el viento fue más fuerte que él.

J : Puedes comentar sobre algún tema náutico que te guste o domines:

C.S. : Ya me gustaría saber lo suficiente como para poder opinar con autoridad. Soy muy novato y estoy aprendiendo todos los días.

J : ¿ Qué te parece la web “Estudias o Navegas” como aportación al estudiante y navegante de la náutica de recreo ?

C.S. : Estas preguntas siempre son comprometidas, pero puedo sentirme satisfecho de tener esta web como mi favorita, y no es adulación. Partiendo de nada se está nutriendo rápidamente de contenido, que por su variedad y alcance satisface a cualquiera que la consulte. Creo, sinceramente, que es de gran ayuda tanto para el estudiante, como para el navegante y el curioso o simplemente aficionado. Felicito a Javichi por su labor y le animo a que continúe en ella, pese al trabajo que, sin duda, le ocasiona la creación y el mantenimiento de la web.

J : ¿ Qué nos sugerirías para seguir mejorando?

C.S. : Cada vez que entro en esta web me sorprende con nuevos espacios, artículos y aportaciones. Pocas sugerencias, por consiguiente, puedo hacer cuando lo actual supera ampliamente lo que se me ocurre, llego tarde, ya está puesto.

J : Quedamos muy agradecidos a Orlando "Capitán Splash" por su amabilidad y aunque jamás lo reconocería, un maestro del arte de la vela.