Enricacion 460

Os presento a un simpático madrileño, experimentado navegante a vela y conocido como Enricación.

J : ¿Podrías improvisar una presentación?

E : Mi nombre es Enrique Gil, nacido en Madrid, 46 castañas, residencia Madrid.

J : ¿Cómo empezó tu afición a la náutica?

E : Desde pequeño, veraneando en el Norte, ya me llamaba la atención, pero sólo eso, la atención. No había talegos en casa y, claro, siendo de familia humilde, de Vallecas, barrio de Madrid, pues como que el tema náutico y el mar me pillaba un poco lejos. Fue con 31 castañas cuando comencé a : 1) fumar (me vino el “pavo” tarde), 2) tocar piano (otro trauma de pequeño que quise consumar) y 3) Navegar comenzando como todo el mundo,

cagándome de miedo en el Pantano de San Juan y luego ya Denia, etc…

En el pantano puse el Génova donde la mayor, y viceversa, y, claro, no sólo no navegaba sino que parecía una cama con dosel. Y como lo dejaba en “cala mugre”, un amarradero barato pero en fondeo, pues en cuanto sueltas el cabito de la boya, joer, eso se empieza a mover. Acojonante ese comienzo. Y una vez supe cómo poner las velas, lo que hacía era seguir a los veleros del pantano. Pero claro, yo veía que ellos no escoraban tanto. Y yo pensaba que es que “mi barco era más regatero” (un Cóndor 20, no te jode¡¡), hasta que descubrí que el vendedor me lo había vendido sin amantillo, que yo no sabía qué coño era eso del cabito que sujeta la botavara para que no se caiga, y claro, el cachondo tenía la botavara atada con un cordelito al back stay, con lo que no podía abrir la botavara, y las escoradas eran de espanto. Y como eso todo. Pero mira.. se medio aprende.

J : ¿Cual es tu titulación náutica?

E : Capitán de Yate, ahora preparando el tema de profesional, aunque me pilla algo “deshinchado”. Y como lo hice en Cenáutica, pues saqué también el Yacht Master, que mira, ahí está… Yo qué sé….. Dios proveerá ¡¡¡

J : ¿Dónde estudiaste las titulaciones?

E : Mitad libre y mitad Cenáutica. Grato recuerdo, sin duda, de esa academia y su gente.

J : Si ha sido por academia, ¿qué recuerdo guardas?, ¿algo que destacar, alguna carencia?

E : Puestos a tener que “entrar por el aro” de la reglamentación, titulación, etc, y puestos a ir a una academia, Cenáutica me pareció un absoluto lujo y disfruté mucho, sin duda, aunque insisto en que estamos en el único país del globo terráqueo que exige tal cantidad de zarandajas.

J : ¿Recuerdas cómo fueron tus primeras travesías como patrón?

E : Pa cagarme. Como patrón te pedorreas varios meses, incluso años. Lo primero que eché de menos al llegar como patrón a una cala de Ibiza para fondear fue el freno de mano, y no lo digo de coña. Lo eché de menos, joer... se iba y se iba... vaya tela. Y como eso todo. El pánico inicial es inevitable. Por eso cuando la gente me lo dice, le digo que tranqui, que vaya con más colegas que sepan, que navegue en conserva, en fin, que tranquilidad que a todos nos ha pasado.

J : ¿Qué es lo que te atrae del mar y la navegación?

E :Desde pequeño los deportes competitivos no sólo no me han gustado, sino que los he odiado un poco. Y eso que no era malo en fútbol y todo eso en el cole, pero nunca me gustó eso de que uno gana y otro pierde. Por eso me encantaron los deportes no competitivos, e hice montaña varios años, con algún “hito” medio importante, al menos para mí. Ahí no hay competitividad, sólo compañerismo. No se trata de quién sube primero a la cima, se trata de que suban todos, y la ayuda y solidaridad es constante. Y en la náutica encontré algo muy similar. La única diferencia es la “hartá” de agua alrededor, pero la náutica de recreo, de cabotaje, de travesía, me parece precioso y una prueba física y mental constante. Es como un “gran hermano” pero pegando botes. Es una “autodepuración automática” de la gente que o se autoexcluye con su actitud negativa y desembarca, o la excluye el grupo, hasta que despabilan. Es una buena prueba humana de convivencia, compañerismo, espíritu de sacrificio, trabajo, disciplina, etc. Me mola (además de la tortilla, los famosos “garbanzos con callos” que manda huevos me haya hecho más famoso por esto que por grandes singladuras, el vino “Conde Noble” espeluznante del Lidl, en fin... las cositas adicionales...)

J : ¿Qué libros técnicos sueles leer, el favorito?

E : En libro técnico no soy original : el Glenans, sin duda. Es “la Biblia” y como he contado varias veces, si lo dejas en el wc, es mejor que leer los botes de champú, y así poco a poco, te empapas de todo lo necesario para la náutica.

J : ¿Y de literatura náutica, el favorito?

E : De la Editorial Juventud me he leído yo creo que casi todos. Nos los pasábamos los colegas navegantes además de “ex adicto” a la librería Robinson. Y los hay impresionantes. Me han dejado muy buen sabor de boca muchos. Pero ahí tampoco seré original, y “Eh Petrel” de Julio Villar es una maravilla. Quizá por el momento que lo leí la primera vez (ya releído varias veces), cuando comenzaba y todo era más mágico aún.

J : ¿Motor o vela?

E : Con todos mis respetos a los “tractoristas”, yo sin duda vela, aunque la opción motor es fabulosa para determinadas circunstancias. Como yo sigo en mi etapa “soñadora”, eso de dar la vuelta al mundo y pajas mentales similares, sigo considerándome velerista. Pero quién sabe si en un futuro, una motora podría ser una opción. Pero sí, vela, sin duda, siempre que tu salud y coco te lo permita.

J : ¿Eres armador o alquilas?

E : Siempre armador. 8 barcos ya (Condor 20, Sirocco 31, Goleta Turca, Ciclón 85, Petit Prince 42, Sun Dance 36, Columbia 45, Bavaria 42). He alquilado muy poco. Aunque ahora, con la puta crisis, estoy en dique seco, pero sigo “en la brecha”. Vamos, que ni armador ni alquiler. Patito de goma en la bañera¡¡¡

J : ¿Cuál es el barco de tus sueños?

E : Sin duda, el que yo me fabrique. Como ya comenté en algún foro, la náutica no ha evolucionado un peo. Es como si hoy se hicieran “cuádrigas de kevlar”, es decir, la misma mierda que cuando los romanos pero ultra-ligera y de material no sé qué. Eso es la náutica actual. Barcos de papel de fumar, cogidos con alfileres, con orzas que se caen (impresionante) con palos que se rompen, con el navegante gobernando afuera y no dentro, con una mierda de “barandillas” que se llaman candeleros y guardamancebos (manda huevos el nombrecito) por la que ves caer tripulantes de dos en dos, en fin… El que yo me construyera sin duda sería el perfecto para mi. Con la orza no añadida sino integrada en la estructura, con peassso barandillas tochas de inox, con pilot cabin calentita y con la maniobra dentro y buena visibilidad, con peasso palo irrompible, enrolladotes que enrollen, casco irrompible de varias capas, cuadernas por un tubo, sin grifos de fondo, hasta con parachoques de inox para impactos, en fin... algo que te permita cruzar Hornos sin cagarte y sin mojarte, y no estas mierdas basadas en la náutica del siglo XVII, pero eso sí, de materiales “super flush divinos de la muerte”.

J : ¿Dónde sueles navegar?

E : Mediterráneo siempre. Comencé en Denia, luego Pobla de Farnals, Burriana, Mazarrón, Almerimar y Torrevieja. Por eso ahora que estoy tanteando el tema en Asturias, en Cudillero, me “cago como las abubillas” con el temita mareas y corrientes. Me ha amariconado un poco el Mediterráneo, que sí, que cuando se encabrona es el peor, pero que en situaciones normales, amaricona un poquito. Pero ya cogeré el rollo a las mareas y corrientes del Cantábrico. Eso de mirar el reloj para ver si puedes salir o entrar, no estoy habituado.

J : ¿Alguna ruta que nos puedas recomendar? (incluyendo puertos, restaurantes, vistas)

E : Difícil. Yo creo que cualquiera. En cuanto estés en el mar, en un cachito de mar, dónde sea, “ya estás en el resto del mundo”. Sólo es cuestión de seguir pa’lante y llegas. Así de zascandileo náutico, recomiendo mucho Almerimar. El ambiente es espectacular. Hay muchísimo trasmundista guiri del que aprendes un huevo, y no dejas de sorprenderte cómo coño ha llegado ese personaje con esa mierda de barco desde tan lejos, y como ha sobrevivido el perro sarnoso que todos llevan. Te anima mucho la charleta con estos personajes. Y los domingos sacan toda la mierda de los barcos y la venden en un mercadillo en el puerto, y te sorprendes la cantidad de cosas que te valen, a peseta. Y claro, más charleta y experiencias con ellos. El varadero de Almerimar, además de espectacular a nivel servicios, es un varadero en el que puedes perder horas, días, semanas paseando. Somos muchos los que cuando llegamos a un puerto hacemos la “ruta obligada“ de pasear, pantalán por pantalán, viendo barcos, y luego su varadero. Y Almerimar es una maravilla para hacer eso. Los barcos que ves, en agua y en seco, no los ves en otros sitios. Y luego las tapitas, terrazas, ambientillo… Es una maravilla. Y barato para transeúnte o fijo. Y estás en una zona de navegación preciosa, desde Cabo de Gata, y San José, hasta el Estrecho.

J : ¿Dónde te gustaría?

E : Adriático, sin duda. De hecho estuve a punto de comprar el barco en Split, y claro, los colegas entusiasmados. Pedazo de travesía. Finalmente fue en Canarias, que tampoco estuvo nada mal. Pero yo creo que el Adriático es interminable, y una absoluta maravilla desde el mar y desde tierra. Yo le echo un añito de zascandileo náutico por el Adriático, de tranqui, sitio por sitio. No menos. Mola.

J : Algo tuyo imprescindible para llevarte a una travesía

E : Callos con garbanzos. (soy famoso, lamentablemente) Se compra botes de cristal de garbanzos de esos cocidos baratísimos, y latas de callos no de marca, normales. Echas los callos, se derriten, echas los garbanzos del bote, avecrem y cayena picante. IMPRESIONANTE. Por dos duros comen 8 ó 10, y bien. Coñas aparte, imprescindible la tripulación y la música. Buena gente, y buena música es más que suficiente. No hay que descuidar el tema tripulación, es lo que hace que sea una maravilla, o un desastre, y tengo el orgullo de tener la mejor tripulación del globo terráqueo.

J : Algo tuyo imprescindible para estar varado mucho tiempo una isla desierta.

E : Una tía que esté tremenda. Sin duda. Para que vamos a contar zarandajas místicas……

J : Alguna anécdota que recuerdes más? (curiosa, un susto, graciosa)

E : Joer, ya me he pegado algún “pasote” en Internet, y como he comentado, lo triste es que son verdad. La de ponerme el uniforme de capitán para ir a una boda, quizá es la más memorable. Absoluto escándalo y pseudo-ridículo, pero estuvo bien. Aunque no estoy seguro de recomendarlo. Da cierta “congestión” pero garantizo el descojone, sobre todo con las “solteronas desesperadas” que suelen ir a las bodas a pillar, ( que esto tampoco estoy seguro de que lo ponga el propio salón de bodas o los novios, porque joer, en todas las bodas hay esa fauna “carnívora”) y tienen claramente el “objetivo” de ese “marinerito”. Impresionante. ¡¡ La del día que estaba mi barco en el varadero de Denia, y dormíamos dentro, arriba, con escalera, y nos fuimos de copas, llegamos a las mil y monas con una cogorza importante, (que no sé cómo conseguí subir la escalera ) y de madrugada las tripas llamaban a gritos y me fui al wc del barco y claro, al “tirar de la cadena” ya noté, ya, que no entraba agua del mar. No te jode, porque no estaba en el mar, estaba en el varadero. Pero me percaté tarde, y al bajar escalera de madrugada, ví que el barco de al lado, recién pintado por una empresa náutica, tenía, digamos, un “gotelét” marrón en su costado de babor. Y por más que el di con un trapo, más la cagaba. Y quizá la de cuando me caí desde la cubierta del barco al suelo del varadero, en Cartagena, desde casi 4 metros, y hospital, ambulancia, en fin.. un circo. Y contándolo a gente después, escayolado, no habituada a la náutica, pues les decía que “me había caído en el varadero” y me preguntaban “ah coño, que te has caído en cuba, en Varadero”. Y yo, “no joer, del barco, en varadero” y otra vez “pero coño ¿cómo te vas a caer de un barco al suelo”, y ya decía, “déjalo, joer, que me hostiao, y punto“. Para qué insistir en explicar qué es un varadero ni nada…

J : ¿Qué opinión te merece el tema de la náutica en España?

E : Un horror, un absoluto horror. No se cuenta con ningún tipo de ayuda. La opinión pública nos ve como millonatis, porque sí, porque los hay, pero joer, no todos. Es más, la inmensa mayoría somos currantes. Es como si porque hay Ferraris en las carreteras, ya los conductores son millonarios. Y nada más falso. Hay coches de 1.000 pavos a mansalva Pues igual en la náutica; porque está el millonati con su peasso barcazo ( y esos pivones por lo general rubias, por lo general en top-less, por lo general en tanga amarillo, en proa, con el bichero, que yo ya no sé si las pone el astillero o las ponen después el armador, porque joer todos esos personajes las llevan ) pues estupendo, pero joer, no es generalizado. Para nada. Es una pasión, un estilo de vida, un sacrificio, y no nos merecemos que nos vean así. Y por consiguiente, dada esa fama, ningún tipo de ayuda ni colaboración. Palos por todos los lados. Titulaciones que te fríen, inspecciones de barco y electrónica constantes, palos de amarre, de varadero, material ultra caro, que si 7ª o 6ª lista, cuando nada de eso existe en ningún país, y un gran etc… cuyo colmo es que hasta Greenpeace nos vea como “escoria destructiva” algo que como ex-socio me dolió ya tanto que no sólo les respondí públicamente por Internet sino que no quiero saber nada de ellos al acusarnos de no sé qué destrucción. Somos un país de navegantes históricamente, y de los buenos, descubridores, aventureros, y tenemos las mejores costas del mundo. Pero claro, si estamos sacando el título de no sé qué, reparando el cascajo de barco de 30 años porque “aunque somos millonarios esa es la realidad, que mantenemos barcos con muchos años, ya que aquí, por algún otro extraño motivo, son más caros los barcos nuevos y usados”, y estamos con la ITB, o estamos con el papel de la radiobaliza, o del VHF, o esperando la extra para las bengalas, o estamos con sus muertos, yo qué sé, joer, pues no navegamos. Qué coño vamos a navegar¡¡ Somos putas ratas de pantalán, pagando un tema absurdo y sin disfrutar un peo de la náutica. Y los “guiris” como no están pegando en proa el 7 o 6 de la lista, y no están pendientes de ITB, ni están empollando como locos título tras título, ni pasando la revisión del VHF, o del radar, o de la BLU, y ponen el motor que les sale de ahí, de un Golf o SEAT, marinizado, sin “ingeniero”, y sólo se les pide título de propiedad y un seguro, pues hale, a navegar y navegar hasta desesperar. Y ahí están, sacándonos ventaja, pero en todo el mundo, no sólo Europa. Esto hay que simplificarlo ya, o al menos, igualarlo a nuestros “vecinos europeos” Pero roza ya lo absurdo, y ya antes de la crisis se estaban cargando la náutica. Ahora con la crisis, ya es espeluznante. Pero en fin, saldremos y remontará la náutica como ese país se merece.

J : ¿Qué te parece la web “Estudias o Navegas” como aportación al estudiante y navegante de la náutica de recreo?

E : Me parece un acierto. Además, la he seguido desde sus inicios, desde que sólo era una “idea” y sólo puedo felicitar a sus creadores y colaboradores. Y sobre todo, animar a que siga evolucionando, que es importante.

J : ¿Qué nos sugerirías para seguir mejorando?

E : Va tan bien encaminada que pocas sugerencias se me ocurrirían. Quizá actividades paralelas y simultáneas a Internet y uso de la web. Yo en su día pensé hacer “algo” parecido a la rueda de los navegantes de nuestro admirado Rafael del Castillo, pero más pequeño, sólo Mediterráneo de entrada ( y posteriormente Cantábrico y Estrecho) con jubilados, que los hay, muchos y muy buenos, con su VHF ( no BLU como Rafael) haciendo una rueda de navegantes. Seamos francos; grandes singladuras, las justas. La mayoría son cabotaje, con lo que una estación fija de VHF en tierra, en un apartamento de un navegante voluntario, que hable con todos los barcos de la zona, les dé el parte, les pida posición, les ayude en caso de necesidad, etc.. esa cobertura, aún sólo por radio, sería una maravilla para los navegantes, en especial los que empiezan. Otros temas que me gustarían son una cadena de TV, pero claro, más complicado, aunque hoy no es excesivamente complicado ni caro, y comienza por Internet pero luego cualquier proveedor de pago puede distribuirla. (Imagenio, Jazztel...) Con reportajes desde el Puma 34, por ejemplo, hablando con sus armadores, etc. Hasta el Halcón Maltés, o lo que sea. Con debates ,programas, documentales.. Sería bueno Y la famosa emisora de radio que quise montar, también barato y fácil, salvo la complejidad de la licencia de emisión. Pero somos muchos los oyentes ya potenciales. O el garito que quise montar en Madrid, en Plaza de España, un estupendo Pub irlandés que como todo, ha caído un poco, y hablé con el dueño para darle un giro y montar un sitio de reunión de navegantes, porque por algún extraño motivo, somos muchos los navegantes de interior. Ambiente marinero, buenos precios, tertulias, reuniones... en fin… algo bonito. Todo esto mezclado; web, asociación, local de reunión, tv o radio, etc.. sería fantástico, y el comienzo, por qué no, es EoN, sin duda.

J : Enricación, ha sido un placer haber podido entrevistarte, muchas gracias.


Su e-mail
Su galería fotográfica :

Enricacion 01

 Amaneciendo, a la rueda, tripu sobando, Larisa, mujer de Juan, siempre acompañando en bañera (y su perrita, claro). 

 

Enricacion 02

  Momento callos con garbanzos, con Juan, el “Almirante”, peassso navegante y otro tripero oficial, colaborando como siempre. 

 

Enricacion 03

 Momento chistes nocturnos. Imprescindible 



Enricacion 04

Jamás he tocado el violín. Es de coña, pero da el pego..¡¡ (puto orujo, … oye...)


Enricacion 05
Quique yo, Quique mi colega, Nacho y Fernando. Peassso tripu!! 

 
Enricacion 06 

Los famosos callos con garbanzos 

 

Enricacion 07
Tras temporal desde Ibiza, amanecer molidos, remolcando barco de colega, y patrón a la rueda sobao, con un par. 


Enricacion 08

Con la Almiranta , y el peassso capitán Louis. Un monstruo. Un tío que promete en esto!!