Peter 460

Tiene la palabra Peter, navegante, profesor de náutica y autor de varias publicaciones.

J : Hola Peter, ¿podrías hacernos una pequeña introducción para nuestros amigos?

Peter: Mi nombre es Wolfpeter Stockfleth  (Peter). Madrid-Julio de 1941. Residencia actual: Barcelona. Para justificar el (en España) extraño nombre, debo aclarar que soy hijo de padres alemanes, cuya nacionalidad conservo a pesar de la inserción en la Comunidad Europea. Criado en el colegio “Estudio” (promoción-58) y licenciado en Ciencias Químicas (Especialidad en Q. Orgánica y Bioquímica) por la Universidad Complutense de Madrid. Por motivos laborales y tras varias ocupaciones “químicas” diversas, me trasladé a vivir a Barcelona en 1967 para seguir mi carrera profesional en la Cia. Farmacéutica Merck

. Actualmente ya estoy jubilado y sigo viviendo en Barcelona, dedicándome, entre otras cosas a dar clases de Cálculo Astronómico a los que desean prepararse para obtener el título de Capitán de Yate de Recreo.

J : ¿Cómo empezó tu afición a la náutica?

Peter: Pues, viniendo de Madrid, ya te puedes figurar que de navegar, ¡Nada de nada! Jugaba al tennis los fines de semana. Allá por los años 1980, a un vecino del rellano de nuestra escalera, gran navegante, le resolví un día en su domicilio un problema de bricolaje. Quedó encantado de tener “un manitas” como vecino y me propuso una salida en su velero para aprovechar esta capacidad, pues él tenía 2 manos izquierdas para esto. Así dicho parece muy “interesada” la propuesta. Lo cierto es que nuestras familias se hicieron muy amigas y hoy Ricardo y yo seguimos navegando juntos en numerosas ocasiones.

J : ¿Cuál es tu titulación náutica?

Peter: Capitán de Yate, de Motor y Vela.

J : ¿Dónde estudiaste las titulaciones?

Peter: En Barcelona.

J : Si ha sido por academia, ¿qué recuerdo guardas? ¿algo que destacar? 

Peter: Ha sido a través de la Academia “Asociación de Patrones de Yate” (APY). Había buenos profesores y lo pasé fenomenal. Bien es verdad que me dediqué a obtener las titulaciones tras muchos años de navegar y de hacer regatas. Entonces no pedían “el carnet de conducir”. Es decir, que cuando me dediqué a la teoría tenía toda una vida de práctica detrás mio lo cual facilitaba mucho las cosas. Además, ya había terminado mi vida laboral y disponía de todo el tiempo del mundo para estudiar la teoría cuya práctica ya conocía. Normalmente, esta situación hoy suele ser al revés. Carencias hay muchas: En una academia puedes aprender, qué duda cabe. ¡Pero el marino únicamente se hace navegando!

J : ¿Recuerdas cómo fueron tus primeras travesías como patrón?

Peter: La responsabilidad sobre vidas humanas en el mar siempre resulta estresante. Desde la primera hasta la última.

J : ¿Qué es lo que te atrae del mar y la navegación?

Peter: Muchas cosas resultan atractivas en el mar: Pero la sensación de ir “todos en el mismo barco” se vuelve una realidad muy especial desde una frase hecha. El sentido de la convivencia, muy difícil según cómo, en un barco, del tamaño que sea es dificilísima.

J : ¿Qué libros técnicos sueles leer, el favorito ?

Peter: Viajes en general y exploraciones aventureras en particular.

J : Y de literatura náutica, ¿el favorito?

Peter: Relacionado con el tema anterior: “ACALI” Un experiencia de convivencia: 6 hombres y 5 mujeres aisladas 101 días en el Atlántico sobre una balsa. De Santiago Genovés. Ed. Planeta. 1975.

J : ¿Motor o vela?

Peter: Cada cosa a su tiempo y cada concepto tiene sus ventajas y sus inconvenientes en nuestro actual sistema de vida. La ventaja definitiva: ¡Que se puede elegir!

J : ¿Eres armador o charterista?

Peter: Navegante. Básicamente me considero un buen tripulante.

J : ¿Cuál es el barco de tus sueños?

Peter: Va variando con la edad. Hoy un motovelero grande, la verdad. Un tipo Belliure de más de 50 piés. ¿Inalcanzable!

J : ¿Dónde sueles navega ?

Peter: En el Mediterráneo.

J : Alguna ruta que nos puedas recomendar? (incluyendo puertos, restaurantes, vistas)

Peter: ¡Córcega! Paisajes preciosos, incluso en el interior de la isla. Muy difícil de navegar y menos poblada que las Baleares en verano.

J : ¿ Dónde te gustaría ?

Peter: El Atlántico. Pero creo que “se me pasó el arroz”.

J : Algo tuyo imprescindible para llevarte a una travesía

Peter: ¡Ropa adecuada! Es muy importante para disfrutar y no sufrir.

J : Algo tuyo imprescindible para estar varado mucho tiempo una isla desierta.

Peter: Un reloj y una calculadora

J : Alguna anécdota que recuerdes más? 

Peter: Muchas. Pero las más extremas son sólo mías. Otras, ya las he publicado.

J : Háblanos un poco de tus libro (s) y proyectos.

Peter: Libros he publicado 2 sobre temas náuticos: “25 Problemas Resueltos de Navegación Costera” 2008. Ed. Juventud. Se trataba de un ensayo para moverme en un sector totalmente desconocido para mí: Editores. Sin embargo, se convirtió en una experiencia muy positiva pues, no sin dificultades, encontré un magnifico editor en un buen momento. El tema no era muy original, pues hay muchos y muy buenos libros editados sobre el tema. Traté en este ensayo de concentrarme en la descripción didáctica, paso a paso para resolver el tipo de problemas de carácter costero. Nada de teoría, que se dá opr estudiada y sabida. Es la práctica la que se trata de resolver: ¡hay que pensar! Mi segundo libro, publicado en el 2010 sobre Problemas Resueltos de Cálculo Astronómico ya pretendía ser otra cosa: No existía una recopilación de problemas del tipo que en los exámenes de la asignatura de Cálculo para Capitanes de Yate se plantean. En cambio, la época no era buena en el aspecto económico y tras varios intentos me tuve que decidir por la experiencia del libro virtual, electrónico: colgado en internet en una página editora de libros, dónde te financias tú mismo la técnica de la publicación. Carencia importante: ¡La limitada publicidad de esta via! Aún es poco habitual recurrir a la red para leer o para bajarse información de trabajo.

J : ¿Con qué dificultades se encuentra un escritor a la hora de publicar su obra?

Encontrar editor y, ¡sobre todo darlo el libro a conocer! ¡Libros hay millones!

J : ¿Qué consejos darías a los aspirantes a titulaciones náuticas que están comenzando?

Peter:Por mi experiencia en llevar cursos para la preparación de exámenes, hay tres cuestiones a tener en cuenta muy especialmente: 1) No basta generalmente con asistir a clase: Debe tenerse tiempo para practicar las cuestiones en casa. A pesar de las exigencias de la vida cotidiana: el trabajo, la familia, etc. ¡Se necesita tiempo adicional durante unos meses! 2) Ayuda mucho tener una formación científica 3) El marino no se hace en clases teóricas: ¡debe navegar!

J : ¿Qué te parece la web “Estudias o Navegas” como aportación al estudiante y navegante de la náutica de recreo?

Peter: Toda información sobre el tema náutico aporta mucho a la formación. Con ello la web “Estudias o Navegas” es un medio muy valioso para documentarse sobre todos los aspectos de detalle que de otra forma costaría mucho encontrar en los diversos sectores relacionados. Poder encontrar en un mismo medio problemas resueltos cómo ejemplos, experiencias realizadas por otros marinos, información bibliográfica sobre el tema de interés, opiniones y consultas concretas sobre aspectos puntuales es un gran aporte a la formación.

J : ¿Qué nos sugerirías para seguir mejorando?

Peter: Quizás insistir en que el marino se hace navegando. La experiencia para enfrentarse a los muy diversos problemas que uno se puede encontrar en una cáscara de nuez (por muy grande que sea nuestro barco) en medio de la inmensidad del mar se va obteniendo poco a poco navegando. Con tripulación siempre es más divertido y se aprende uno de otro en diferentes aspectos. Dos aspectos ¿infravalorados? En el mar, por los navegantes de recreo: La Meteo y la Seguridad. Para la primera cuestión, hoy se ha evolucionado científicamente mucho para que el mal tiempo no tenga que cogernos desprevenidos. No hace falta pensar en temporales. Cada patrón debe saber lo que él, el nivel de su tripulación y su barco están dispuestos a soportar meteorológicamente hablando. Se puede investigar a tiempo. Las condiciones atmosféricas previsibles están gratuitamente en internet. ¡Solo deben interpretarse adecuadamente! Pero ello es necesario. ¡Muy necesario! En cuanto al capítulo de la Seguridad; a causa de una navegación muy precisa mediante GPS, ocurre con mayor frecuencia la situación de rumbo de colisión. ¡Navegamos sobre la misma molécula de agua cuando trazamos un rumbo de un sitio a otro! Y forzosamente nos encontramos. Además de que la circulación aumenta, la vigilancia (sobre todo nocturna) y el buen hacer marinero es día a día más crítico. En el coche todos lo practicamos de forma extrema y cada vez nos hacen reflexionar más sobre ello. ¿Porqué no en el barco? Es frecuente encontrar un barco de recreo en alta mar, de noche con todos los tripulantes cómodamente instalados en sus literas y uno sólo haciendo guardia en cubierta. También las cubiertas son cada vez más confortables y la temperatura del verano es agradable, la negrura de la noche es bonita, el whyski de la cena (aquí no nos harán soplar) ha sido profuso: El adormilamiento está garantizado. Con los GPS y las velocidades con las que hoy nos desplazamos por el mar, el rumbo de colisión es cada vez más frecuente y se presenta con mayor rapidez.

Peter entrevista 2

J : Peter, muchas gracias por tu amabilidad. Desearte que tus navegadas y libros vayan siempre viento en popa.