escuela nautica baleares valnautica

escuela alisios

Yachy Point 01

Capítulo 14   EL BETIS


Botalón no es muy aficionado al fÚtbol aunque tiene su honrilla futbolera depositada en el Real Club Recreativo de Huelva; sin embargo su sobrino es en forofo recalcitrante de Real Betis Balompié del que es socio desde que tuvo consciencia, y sobre todo por el empeño de sus primos sevillanos, de lo que era eso de formar parte de una afición a un equipo de futbol.
 

 Foto 14 01 

Las increíbles pasiones, según el criterio de su tío, que esta le generaba caían en el ámbito de lo ridículo ya que sus opiniones en contra de sus adversarios contenían un abanico de insensateces y desvaríos totalmente alejados de la realidad.
Se crispaba al ver un partido en su compañía por la arbitrariedad de sus opiniones en pro de su bandería ya que a veces parecía estar viendo otro partido diferente.
Trinquete  veía por televisión el partido de su Real Betis abajo, mientras que su tío se entretenía en la bañera desmontando una vieja bomba de agua que había encontrado olvidada en el fondo del pique de popa.
Al cabo apareció en la entrada de la cabina con la cara desencajada:
- ¡Vaya pandilla de inútiles!! Exclamó dando una palmada en el mamparo del tambucho que hizo vibrar hasta la timonería.
- ¿Han perdido?
- No, pero van por ese camino. Ahora están en el intermedio.
- ¡Ten paciencia!
- ¿Tú te crees, exclamó en un tono tan agudo que inquietó a Botalón, que yo soy como tú que con ser simpatizante del decano del fútbol español ya lo tienes todo arreglado?
- Como casi siempre das por supuesto lo que la mayoría cree, replicó Botalón sosegadamente, pero no, el Recre no es el decano.
Trinquete volvió la cara sorprendido y preguntó acentuando las sílabas como si estuviera recitando una tabla de multiplicar en la escuela primaria.
- En-ton-ces, ¿ quién es?
- Se conoce que en Huelva se practicaron por primera vez en España tres importantes deportes : el fútbol, el tenis y el golf. ¿Sabes por qué?
- Por los ingleses, replicó seguro.
- Cierto. La empresa británica The Rio Tinto Company Limited compró los derechos para explotar la cuenca minera de Riotinto por lo que esta región y Huelva capital se llenó de una importante presencia inglesa que importaron sus costumbres entre las que estaban el extraño y raro deporte de introducir sin las manos una pelota en el fondo de una red .
Lo practicaban en una explanada junto la mina e igualmente en las marismas de Huelva junto a las fábricas uniéndose a veces los marineros de los barcos ingleses en los que se embarcaba el mineral.
El deporte se extendió y el 16 de agosto de 1873, festividad de San Roque, se organizó el primer partido público conocido.
En vista del éxito y por la afición creciente, se creó en 1878 el Rio Tinto Foot-Ball Club una sociedad deportiva que tenía sus reglas , sus instalaciones, su campo  y su vestimenta: pantalón negro y camiseta blanca ; las mismitas que la actual selección inglesa.
 

Foto 14 02 

Once años más tarde se creó el Huelva Recreation Club, del que procede el Recreativo,pero hicieron una cosa que no hizo el Rio Tinto: registrarlo oficialmente. 
 Foto 14 03

- ¡No! ,no tienes razón, contestó Trinquete vehementemente , aunque ya más moderado que anteriormente; si no está registrado no tiene valor.
- Es verdad, pero en puridad… las cosas hay verlas en todos sus matices. Por ejemplo  ¿Podría registrar una parcela en la Luna o en Marte o qué sé yo en Alfa-Centauro y finalmente qué valor tendría?
- ¡Va! Con tal de llevarte el gato al agua eres capaz … Trinquete titubeó mientras que las notas musicales del machacón himno del Betis surgían ahora nítidamente del tambucho … de inventarte un barco famoso de nuestra historia y encima ponerle el nombre de mi equipo.
- ¿Sabes el apodo del primer buque a vapor construido en España?
- ¡Qué sé yo! Mira como cambias de asunto cuando te interesa.
- Pues se llamaba Betis
- No bromees, si entonces no existía el fútbol.
- Y eso que tiene que ver. El Real Betis tomaría su nombre del rio Guadalquivir que era así como lo denominaban los romanos o del nombre como ellos llamaban a esta región una de las tres en la que dividieron Hispania.
- Luego se construiría por aquí ¿no?
- En el varadero de Triana, en Sevilla.
- ¿En Triana?
- Como ya te he dicho Sevilla era el puerto de las Indias y por tanto centro manufacturero de España. Se establecieron industrias que producían los artículos que se trasladaban al Nuevo Mundo. Triana era lo que ahora podríamos denominar un polígono industrial con casas, por llamarlo de alguna forma, para los obreros.
Había fábricas de Jabón, de telas, de cerámica… Por ejemplo sólo de cerámica existían más de 50 empresas.
Bueno pues entre esas industrias estaban los varaderos que atendían a los galeones, carracas, naos y urcas de las dos Flotas anuales que al menos la constituirían ochenta navíos cada una.
Además había que reparar las pequeñas embarcaciones que la Flota empleaba para su servicio como las galeras que ayudaban a los pesados galeones a sortear los pasos difíciles; las saetías y fustas que servían de comunicación; los pontones, las polacras o las tartanas que servían para desembarcar la mercancía y el resto de barcos del tráfico comercial normal.
 

 Foto 14 04

Todo esto desapareció cuando Cádiz pasó ser el puerto de referencia, pero en 1817 todavía quedaban restos de su esplendor y en uno de esos varaderos, concretamente en el de Los Remedios, la Real Compañía de Navegación del Guadalquivir decidió construir el primer barco a vapor de España.
- ¿Pero no me contaste lo de Blasco de Garay con su propuesta a Carlos V de un barco a vapor en 1543?, Preguntó  Trinquete con la pícara sonrisa de haber descubierto una contradicción.
- Pero ¿en qué quedamos? ¿no me dices que lo no registrado no tiene valor?. Me parece que a ti lo que te gusta es la ley del embudo…
La sonrisa desapareció en un ensalmo y asintiendo con la cabeza indicó con  la mano a Botalón que siguiese con la crónica.En aquella época navegar desde Sevilla a Sanlúcar de Barrameda requería en las condiciones más favorables al menos 15 horas y lo normal era que la travesía durase de dos a tres días  por lo que si construían un barco con este novedoso sistema, que decían que alcanzaba constantemente siete nudos, el negocio sería seguro ya que podrían llegar a Sanlúcar en menos de 8 horas.En el astillero, el extraño y feo barco, porque era chato y parecido a las urcas holandesas, iba tomando forma.
Los técnicos decían que lo construían así para evitar los bajos del río en contra de la opinión de los marinos profesionales que insistían que esa cosa no obedecería al timón.
 

 Foto 14 05

Cuando fue botado se vio con admiración que no solo obedecía al timón sino que navegaba cumplidamente.
Oficialmente lo denominaron Real Fernando pero nadie lo llamó así sino Betis y con ese nombre pasó a la historia.
 

 Foto 14 06 

Sólo tuvo un  fallo.
- ¿Cuál?
- La máquina casi siempre estaba averiada.
- Ya sabía yo que algo haríamos mal.
- Trinquete, ¿tú eres de los que opinan que somos un país de patio de Monipodio, de franco tiradores, de individualistas, de toreros y panderetas, de chuflas de telebasura y que lo único que hemos inventado han sido la fregona y los Chupa Chups?
- Hombre si lo dices así…
- Los genios, no es que abunden entre nosotros, pero para que nazcan hace falta que las empresas inviertan en investigación,se dejen de pagar royalties y asuman que el futuro está en la innovación; que el reparto del dinero público sea coherente. No es normal que tres investigadores reciban más subvenciones cada uno por su lado que si formasen un equipo. Absurdo.
- Pero es que tampoco no ha habido grandes hombres…
- La neurociencia no sería posible sin Ramón y Cajal; la circulación de la sangre y sus problemas los descubrió Miguel Servet ; somos pioneros en el submarino con Monturiol e Isaac Peral; en la aviación Juan de la Cierva fue un mito y qué decirte de lo que nos compete en la navegación, donde hay eminencias verdaderamente desconocidas por el gran público. Y esto a pesar de todo.
Te voy a decir una cosa, cuando navegaba en países donde no había repuestos, los mecánicos españoles eran capaces de mantener funcionando cualquier máquina a base de chapuzas.
- Si para eso somos unos genios pero para diseñar …
- Trinquete , respondió muy serio Botalón, concretamente la máquina de vapor del barco que hablamos procedía íntegramente de los Talleres Boulton y Watt de Inglaterra.
El joven permaneció callado como meditando lo que acababa de oír y con los ojos fijos en el enjaretado. Botalón lo sacó de su dilema:
¿Te has olvidado del partido?  ¿No decías que tu Betis estaba naufragando?
Trinquete bajó apresuradamente con grandes zancadas la escala del tambucho hasta que se oyó un sofocado grito.
Seguro que ha visto el marcador – pensó interiormente Botalón-