escuela nautica baleares valnautica

escuela alisios

Yachy Point 01

El Thalassa se distinguía fácilmente en el puerto Deportivo de Mazagón porque Botalón había colocado a proa del palo una manga de ventilación.

Era muy alta y estaba suspendida de una driza y trincada abajo por un plástico flexible que se ajustaba al zócalo de la escotilla

Su estridente color amarillo eléctrico y las sacudidas de su tejido ultraligero ante las insistentes rachas del foreño era un reclamo para que todos los camaradas jubilatas y amigos desocupados del puerto se pasasen, con cualquier excusa, por el pantalán D para interrumpir el trabajo de Botalón.

Aire fresco 01

Hoy el puerto estaba lleno, no porque hubiesen venido a navegar - pues ya sabemos que excepto los pescadores deportivos generalmente aquí los de recreo suelen ser de veranito, si puede ser en domingo, poco viento y cervecita con tapitas de aceitunas, tortilla y filetes empanaos - sino que era el 6 de enero y aprovechando la fiesta ,muchas familias aprovechaban para pasear y que sus hijos estrenasen sus juguetes así que la gran explanada de acceso estaba lleno de relucientes cachivaches.

Por poco o mucho que lo interrumpiesen, siempre tenía Botalón demasiado que hacer a bordo porque pensaba que la mejor prevención a una avería o rotura era adelantarse a ellas y para tener el barco a punto pensaba que había que revisarlo metódicamente y él era todo un especialista.

No se cansaba de repasar las pinturas y barnices, el conjunto del timón por si hubiera alguna holgura en la mecha, en los rodamientos ,cojinetes o guardines; siempre con un bote de grasa consistente y un trapo colgado del cinto, incluso los winches que desmontaba en un plis plás en cuanto notaba la menor resistencia o sonido irregular.

Nada escapaba a su control : acastillaje, estanqueidad en general, punto débil del Puma puesto que en su construcción se usaron materiales metálicos distintos que a la postre sufren con la corrosión galvánica, jarcia, circuitos eléctricos ,baterías ,motor al que simplemente por el ruido o por el color de los gases de escape, era capaz de determinar su reparación para su correcto funcionamiento...

Trinquete saltó a bordo tan estrepitosamente que balanceó el barco:

   - ¡Vaya maestro!, casi gritó, ¡qué semáforo más brillante tienes izado! ¿te lo han traído los Reyes? ¡es un fantasma!

   - Ante todo buenos días exclamó Botalón asomando la cabeza por el tambucho. Después salió del interior, que era un diminuto templo de brillante madera de teca, y se sentó en el banco de estribor de la bañera con un mog metálico de humeante café en la mano.

Botalón negó con la cabeza

   - Ni me lo han traído los reyes ,es tan brillante como debe ser y sí, le llaman fantasma. Estaba estibado en el fondo de un armario y lo he sacado porque hay mucha humedad ;cuando bajes la notarás . Con estas fiestas he venido poco por aquí.

   - Bueno, bueno , dijo sonriendo y levantando el índice de la mano derecha señaló al cielo diciendo :

   - No te pongas así de serio, que no te voy a dar lo que el rey Gaspar ha dejado en casa para ti, y a continuación dejó un misterioso paquete del tamaño de una caja de zapatos en el banco y bajó por la escala al interior.

   - Yo no lo noto, surgió su voz por el tambucho, ¿Como lo sabes?

   - Primero por el olor, después vendrán las manchas, el apulgaramiento, los mohos y la corrosión. De todas formas puedes mirar el higrómetro; es el reloj que está a la derecha del barómetro.

   - Ya ,ya, respondió Trinquete con tonillo desmayado. La aguja está entre el ocho y el nueve.

   -   Pues tiene que bajar, respondió Botalón con un gruñido de decepción, hoy hay previsto en Huelva el 62% de día y el 73% de noche, si no se equivoca la joven rubia.

   - ¿La joven rubia? preguntó prolongando la a final

   -   Sí , la joven rubia . El elemento sensible de un higrómetro es un haz de cabellos desengrasados de mujer joven y rubia que son los más excitables a la humedad.

-   Y a otras cosas, contestó maliciosamente Trinquete en tono más bajo. No tendrán problemas para hacer el aparato. ¡hay tantas rubias! .

Aire fresco 02

    

El patrón se levantó, bajó la escala y volvió a sentarse , ahora en el sofá convertible junto a los fogones, y miró a Trinquete que estaba sentado casi frente a él, ante la amplia mesa del navegante a estribor de los peldaños de la escala de entrada, se quedó mirando al joven y esbozó una cálida sonrisa de comprensión y añadió :

   - Te he oído y te equivocas. En España sólo un 9% de las mujeres son rubias de verdad .

    -   Maestro, preguntó rápidamente para desviar el tema ¿porque está más alta aquí dentro la humedad que fuera? a la fuerza debía de ser al revés porque esto está más resguardado.

       -   Sí, pero aquí dentro entra el aire cargado de humedad que se encuentra con superficies frías como las escotillas, los baos ,el techo, el propio casco con sus estructuras que provoca el paso de gaseoso a líquido, por eso ves en la parte interior del metacrilato de las escotillas y los cristales de las lumbreras gotitas de agua; contra esto es lo que hay que luchar ; respiró profundamente y prosiguió : ese mal olor lo provocan una serie de bacterias, hongos que a la postre se cargarán los equipos electrónicos, la madera, cojines y colchones ,los materiales metálicos ... y aquí estamos con todas las escotillas, armarios y cajones abiertos además de tener levantadas todas las colchonetas . Ahora sacaré las panas del plan para secar la sentina. ¿Comprendes ahora porqué he tenido que sacar ese semáforo brillante?

   - Pero vamos a ver, respondió Trinquete con la frente arrugada como si quisiera acusar, este barco tiene este ventilador orientable, dijo señalándolo, dos ventiladores graduables sobre el WC y el armario, el portillo practicable en la litera del navegante mas dos escotillas y la amplia entrada del tambucho. ¿No es suficiente?. Creo que te estás pasando con esto de la ventilación además la ...

Aire fresco 03

-   Pasa la mano por cualquier contramolde, replicó Botalón silenciándolo con un gesto rápido, y te lo encontrarás húmedo. No, no es suficiente. Además , prosiguió algo más serio, aparte de esta prevención no sé si sabrás que hay una serie de ventilaciones que en un barco son obligatorias. No es ninguna tontería.

-   ¿Obligatorias?, respondió Trinquete con cara preocupada.

Tras una larga pausa en la que paseó la mirada por la cabina, dijo :

- El mejor ventilador del barco ¿sabes cuál es? .

La respuesta de Trinquete fue un meditativo largo silencio.

Botalón continuó.

Es el motor diesel. No sabes la cantidad de aire que consume pero aquí, como sabes, está medio encerrado. El compartimento del motor, prosiguió fijando la mirada por los escalones de entrada tras los que estaba encorsetado un motor Yanmar de 35 caballos, debe tener una buena entrada en la parte baja para proporcionar el aire fresco que necesita para la combustión y una buena salida por arriba para el aire caliente que expulsa. Calcular esta ventilación es difícil por lo que se ayuda por medio de extractores especialmente en la salida por donde sale el apestoso aire caliente.

Aire fresco 04

¿Has olido en algunos barcos ese desagradable olor a gasoil que incluso marea ?. Pues eso.

- Pero este barco no huele , afirmó Trinquete negando con la cabeza. ¿Cómo lo haces?

- Quizás ayude el truco que he instalado. Tengo en servicio dos extractores uno en la entrada y otro en la salida y un barato sensor de horno que mide la temperatura en la cámara del motor. Voy manejando, según mi criterio, los dos aparatos para mantener la temperatura en la que el motor trabaje mejor. Así cuando el motor se para al regresar a puerto, los manejo bien a conciencia mientras le doy el repaso al barco con el manguerazo de agua dulce.

Aire fresco 05

-   ¿Y nada más?

El patrón meneó negativamente la cabeza, extendió las manos sobre la mesa y formó un triángulo juntando los pulgares y los índices y lo levantó a la altura de sus ojos diciendo: hay otros tres lugares en el barco que deben estar bien ventilados : Por la parte superior de donde estén las baterías, por todas las partes de donde esté la cabina de aseo y por la inferior donde esté la bombona de gas.

A Trinquete le brillaron los ojos y pegando un salto subió como una exhalación los peldaños de salida y bajó con el enigmático paquete que se había dejado en el banco de la bañera cuando llegó, dejando a Botalón con las manos delante de la cara.

-   Esto lo dejó el rey Gaspar en mi casa para ti ,dijo ofreciéndoselo y con un mohín añadió, me lo ha recordado la postura que ahora tienes ...

Tras el envoltorio del paquete apareció una preciosa caja de madera barnizada con bisagras y broches de latón que una vez abiertos descubrieron el verdadero regalo: Un binocular Steiner modelo Commander XP 7x50 con compás de marcaciones y su correa flotante.

Aire fresco 06

- Esto es demasiado, comentó el sorprendido Botalón mirando a su sobrino.

- Maestro , e imitando el deje de su voz dijo reverentemente : Renovarse o morir.

Botalón agitó el resto de su bebida en el fondo del grog y lentamente se la bebió., luego fijó la mirada en su sobrino.

- Inicialmente Unamuno dijo el progreso consiste en renovarse pero a mí me gusta más la cita de Ovidio.

- ¿y cuál es si puede saberse?

- Agua que no se agita ,se corrompe

- Desde luego, tío, afirmó Trinquete mirando fijamente el binocular ,tienes la habilidad de cerrar siempre las conversaciones ,no hay quien te gane; pero me muero de ganas por mirar a través de ese Commander.