escuela nautica baleares valnautica

escuela alisios

Yachy Point 01


COMPRA DE UN BARCO USADO :

Se puede estimar que una motora se devalúa en torno a 20 % el primer año y posteriormente en un 5 % por cada año mas hasta estabilizarse en torno al 50 % de su valor inicial todo periodo en que se mantenga aún en un buen estado.   
 

Madera  


La madera necesita protección por medio de capas de pintura, de lo contrario se puede pudrir. Hay que sospechar de las embarcaciones que han sido pintadas recientemente y con sumo cuidado, puede servir para tapar defectos del forro. 

Es buena idea llevar un punzón para poder hacer calas aquí y allá en la superficie del barco: el punzón penetrará en los puntos en los que la madera está marchita, mientras que presentará gran resistencia donde esté todavía integra. 

Hay que examinar con cuidado los pinzotes del timón. Basta con agitar los pinzotes: si bailan dentro de su alojamiento acusan no solamente una avería especifica que se puede paliar con una intervención para volvernos a sujetar, sino también un estado de abandono general de la embarcación. De la misma forma hay que comprobar las cornamusas y las chumaceras.  

Hay que evitar por completo los barcos que presenten masas de estuco a lo largo del casco, que muy probablemente se han colocado para arreglar un destrozo producido por un choque violento. No importa, en cambio, el estado de la pintura, porque se puede remediar con poco trabajo y poco gasto.  
 

Contrachapado  


El contrachapado, que se parece mucho a la madera por su comportamiento, presenta puntos débiles, especialmente a lo largo de la línea de los cortes realizados para construir el casco. Hay que intentar separar una capa de otra utilizando el filo de una navaja; si lo ha atacado la humedad, las capas se separan con mucha facilidad.  
 

Fibra de Vidrio  


 Las embarcaciones de fibra de vidrio se realizan en serie por medio de moldes. Hay que comprobar en el astillero de construcción si el modelo se construye todavía para determinar su grado de devaluación y el año en que fue construido en base al número de su matrícula.  

Hay que comprobar que el espejo de popa no presente <<mordeduras>> debidas a la aplicación de demasiados motores distintos, porque esto acusaría un uso constante y sobre todo muchos propietarios distintos.

De todas formas, la fibra de vidrio resiste muy bien los malos tratos, y se repara con facilidad, por lo que la compra de estas motoras no tiene un excesivo riesgo.

 

ABS  


Este material no se puede reparar. Por dicho motivo, una embarcación de ABS ha de verse integra porque en ella ningún tipo de arreglo es factible.

Sin embargo este material tiene una vida limitada en torno a los diez años.  
 

Aluminio  


Los barcos de aluminio están formados por planchas remachadas entre sí y pintadas.

Hay que fijarse en que el aluminio no presente señales de corrosión galvánica, que es debida a una inmersión prolongada en agua saladas sin las chapas de cinc protectoras y contra la cual no hay nada que hacer.  
 

Tejido Engomado  


No es importante que el bote tenga algún remiendo, que es síntoma de pinchazo; es mucho peor si el empanetado (cubierta) baila con el bote hinchado, lo cual indica que el espejo de popa esta a punto de descolarse por haber cedido el tejido.

Hay que comprobar que las dos partes de la quilla no tengan juego o que la quilla neumática no ofrezca huellas de deterioro.

También sería oportuno poder controlar el bote hinchado durante algunos días para comprobar  si las válvulas y el tejido están en buenas condiciones; puede llegar a suceder que la porosidad del tejido sea tal que el bote sólo se mantenga con la presión adecuada durante algunas horas.  

Resumiendo, hay que fijarse en que el estado general del sea bueno, analizando el tejido, las válvulas, el espejo de popa, la quilla y los empanetados por separado, después de montarlo y observarlo, comprobando su buen estado.