Capítulo 9   ESCRITO EN EL CIELO


- Maestro, mira que nube más rara
- Es un cumulonimbo. Generalmente señala que viene mal tiempo, tendremos una tormenta dentro de poco.
- Pues yo creía otra cosa; entonces,  ¿las nubes mandan mensajes?
- En la antigüedad creían que era la representación de la voz de Dios ;hoy,
que estamos inmersos en el mundo de las ciencias, las cosas son diferentes ; nos hablan más que de divinidad, que ya se queda, porque un gran saber puede ir acompañado de una gran barbarie, para los cuerdos observadores de una de las manifestaciones de la vida, para los locos románticos y algunos cuentistas, nos hablan, repito, del tiempo y aunque la meteorología sigue la teoría del caos, no deja de ser una ciencia. Una ciencia maravillosa que a nosotros los navegantes nos da una información esencial para nuestra seguridad.
- Pero no me has contestado; ¿Porqué existen las nubes?
- Esto que me dices ahora es otra pregunta que para mí es más difícil de
contestar. Te podría decir que es una masa de vapor de agua suspendida en la atmósfera o más literariamente que es el etéreo vapor condensado que oscurece el Sol, pero no te estaría respondiendo como a mí me gustaría.
Te diré que la diferencia de temperatura es la culpable .Ese vapor de agua gaseoso en función del calor o del frío , se puede transformar en partículas líquidas o sólidas y por esto entonces verás llover o nevar.


 Foto 9 01 

- Luego la forma indica que es lo que está pasando dentro y alrededor de ellas, le espetó Trinquete después de reflexionar un instante.
- Naturalmente , por eso existen gran variedad de nubes con características
bien diferentes. Habitualmente las nubes altas se relacionan con cambios futuros de tiempo a más largo plazo que las bajas que son las que nos dicen lo que va a pasar en minutos.
- Y el color significará algo ¿no?
- La nubes no tienen color ; El color es una ilusión óptica que crea la refracción
de la luz solar y dependiendo en cómo les llegue las verás de un color u otro. Si son blancas es porque el sol está encima de ellas; sin embargo si está detrás se ven de color oscuro. Las de los otros colores como los malvas, rosados o amarillentos se debe a que el sol les incide lateralmente o cuando no provienen directamente del sol porque es un reflejo de la mar o de la tierra.
Trinquete miraba al cielo meditando la siguiente pregunta, no quería cuestionar algo que la réplica desvelase que había preguntado una tontería. Lentamente bajó la cabeza y fijando los ojos en el rostro de su tío le dijo:
- Por lo tanto, tú que conoces lo que habla el cielo, sabrás siempre el tiempo que va a hacer.
- ¡Ojala lo supiera!, contestó Botalón sonriendo, sé más o menos el tiempo meteorológico que podrían predecir algunas nubes. Nada más.
- Por favor Maestro, enséñame el significado de algunas.
Botalón se levantó, bajó a la cabina y al cabo del rato apareció con las manos ocupadas. En la derecha traía una helada botella de cerveza Westvleteren que nuestro vecino de pantalán, un trotamares belga, nos había regalado y en la izquierda un plastificado álbum de fotos. Puso el álbum en la mesa de la bañera y lo abrió por donde había unas fotos de nubes con sus nombres.
Se sentó tras la rueda de gobierno, paladeó un trago de cerveza y cambiando el curso de sus ideas, añadió:
- Reconozco que esta es una de las cervezas mejores que he tomado en mi vida.
Después entrecerrando los ojos continuó.
- Básicamente se distinguen diez tipos de nubes, teniendo en cuenta su forma
y su altura. Bien te diré algunas mientras tú buscas sus fotos en el álbum.

 

 Foto 9 02 

Cuando veas los Cirros te está indicando que hay viento en las altas capas de la atmósfera. No te darán lluvia pero preceden a los frentes cálidos por lo que avisan de un posible empeoramiento como igualmente lo anuncian los Cirrocúmulos que forman el típico aspecto del cielo aborregado y que se forman por el fuerte viento perpendicular a las mismas. Si las ves en invierno suelen indicar  tiempo bueno pero coge un abrigo; hará frío.
Cuando veas nubes caprichosas de color generalmente gris tan espesas y densas que ocultan el sol completamente estás ante los Nimbostratos y ya puedes ir preparando el traje de aguas porque seguramente lloverá; igualmente que si ves los Cumulonimbos.
 

Foto 9 03 

 

Como te dije antes las nubes altas  te pueden dar idea del tiempo que vendrá. Cuando veas los blanquecinos Cirrostratos cubriendo todo el cielo significa que probamente lloverá en las siguientes 12 horas.



 Foto 9 04 

Los Altocúmulos también; preceden un cambio de tiempo. Después de algunos días de buen tiempo vienen anunciando que eso se acabó.
Podría estar hablando horas de todo esto pero resulta aburrido ni no estás interesado. Tendremos tiempo más adelante cuando yo vea que te gusta la meteorología.
En resumen te diré que si ves nubes grisáceas y de desarrollo vertical organízate porque la tormenta está cercana igualmente que si contemplas nubes a distinta altura cruzándose o nubes ligeras corriendo delante de masas espesas.
- Pero siempre me hablas de nubes que indican mal tiempo. ¿Y las del buen tiempo?
- Cuando hay buen tiempo no hay nubes.
Trinquete se quedó callado, como si lo hubiesen cogido en un renuncio y acogió la rociada humilmente pero cuando iba a abrir la boca, Botalón continuó:
Bueno, puede haber nubes que desaparecen o se disuelven avanzando hacia el oeste, esto te indica buen tiempo igual que las que encuentres con contornos indecisos o incluso las nubes artificiales que dejan tras de sí los reactores te pueden ayudar; si no dejan casi huella habrá buen tiempo pero si es abierta y larga…
Un truco que pocos saben es mirar al cielo con la espalda al viento.
- ¿Y qué?
- Si las nubes vienen de la derecha el tiempo mejora, pero si vienen de la izquierda en pocas horas el tiempo empeorará.
- Entonces es mejor preguntarte a ti que mirar las previsiones.
- No te equivoques sobrino. Yo sé algunas generalidades y muchísimas veces me equivoco.
Tú eres muy joven y no sabes que hace tiempo hubo en televisión un meteorólogo, Eugenio Rubio se llamaba, que se apostó en directo el bigote a que nevaría el día siguiente en Madrid.
La noche siguiente apareció en el telediario sin bigote. Y era un buen profesional.
También eran otros tiempos. Buscaban situaciones atmosféricas pasadas que fueran similares y las aplicaban con el famoso método de los análogos .Entonces había una serie de barcos anclados que daban “el parte” y por estos únicos datos se elaboraban las previsiones que se dibujaban en una pizarra con tiza. Todavía me acuerdo de Mariano Medina y su famoso barco K…
- Entonces, ¿ahora no es así?
- ¡Claro que no! ,ahora tenemos satélites meteorológicos que registran todo y
sus imágenes permiten conocer con horas de antelación lo que va a pasar.
El problema viene cuando quieres conocer el tiempo que sucederá a más largo plazo porque aunque los barcos hayan sido sustituidos por una densa red de boyas flotantes con todo tipo de aparatos registradores, que  existan sensores a lo largo de toda la tierra; que se haya creado una red sinóptica de estaciones a no más de 100 Km. la una de la otra para que el radio de acción de sus radares meteorológicos se solapen y que más de 1.500 globos estén ahora mismo sondeando la atmósfera tomando un porrón de datos, no es suficiente.
Hubo un silencio y Trinquete encogiéndose de hombros y con ojos de incredulidad añadió con precaución:
- Y entonces ¿qué hacen con todos estos datos y para qué los toman?
- Los meten en un superordenador que se encuentra en el pueblo cercano a
Londres que se llama Reading.
Esta enorme máquina analiza todos los modelos meteorológicos que ha habido hasta ahora y que tiene expresados en complicadas ecuaciones con los datos introducidos del tiempo actual de todo el mundo y por fin, después de un “totus revolutum” elabora esas previsiones en forma de mapas y gráficos que los servicios meteorológicos van adaptando a sus regiones.
 
 
 Foto 9 05 

Y fíjate que con todos estos avances nadie ahora se juega el bigote apostando por una predicción.
- Pues yo veo en TVE el espacio del tiempo y hacen previsiones de una semana y a veces hasta de meses.
- Tu lo has dicho, previsiones pero no certezas y lo de meses son patrañas.
- Pero, ¿tan difícil es?
 

 Foto 9 06 

- Te voy a responder con una biografía, con la del científico Edward Lorenz que
se pasó la vida tratando de crear un modelo matemático con las variaciones de la temperatura y la velocidad del aire para predecir el comportamiento de la atmósfera y así vaticinar el tiempo.
Pero se desesperó porque una mínima diferencia en los datos de entrada daba un resultado final totalmente diferente por lo que llegó a la conclusión que hacer predicciones meteorológicas a largo plazo era imposible.
Cuando le preguntaron el por qué, puso un ejemplo hipotético que se ha convertido en famoso. Decía que un meteorólogo, por no haber tenido en cuenta el aleteo de una mariposa, podría hacer una predicción errónea.
El periodista científico J.Gleick lo expresó extraordinariamente así :
Si agita hoy, con su aleteo, el aire de Pekín, una mariposa puede modificar los sistemas climáticos de Nueva York el mes que viene.
Así  nació el famoso efecto mariposa.
- Que sólo tiene que ver con la meteorología, añadió Trinquete
Botalón se levantó, abrió la tapa del pique de popa y sacó la pequeña boya esférica de plástico que a veces se utilizaba para fondear. La  levantó con la mano derecha a la altura de la cabeza y la soltó.
La boya rebotó en la cubierta, saltó hacia la derecha chocando con la parte inferior de la tabla de la mesa volvió a botar varias veces, cada vez con menos intensidad para acabar deteniéndose suavemente junto al pedestal de la rueda del timón.
Recogió la boya y a continuación la levantó de nuevo en la precisa manera anterior y la soltó.
La boya nuevamente botó en cubierta a continuación lo hizo en la bancada de estribor y superando los candeleros y los guardamancebos cayó al agua finalmente.
Botalón entregando a Trinquete un salabardo que sacó del mismo pañol le dijo:
- Mientras rescatas la boya recuerda que unos cambios minúsculos conducen a
resultados totalmente divergentes. Nunca olvides que este es el sistema caótico que nos rodea.
- ¡Uff , tío ¡  ¡ Me parece que te estás pasando!